Última entrevista en Radio Ibi correspondiente al 6 de noviembre de 2014

Pincha AQUÍ para escucharla íntegra

martes, 16 de diciembre de 2014

Cuesta, pero las cosas cambian..



El vídeo que encabeza la portada de la entrada de hoy, lo ha elaborado Change.org, una de las mayores plataformas digitales activistas que, a través de movilización en las redes sociales y recabando los apoyos de la gente, está consiguiendo cambios. Desde que por primera vez, a través de un enlace que alguien tuvo a bien compartir, decidí apoyar una de sus causas, son ya bastantes a las que he dado mi respaldo.

Las redes sociales no son solamente un lugar donde compartir las fotos de la última boda, viaje, nacimiento. No son únicamente un lugar donde comunicarnos, ver qué hacen nuestros amigos, estar en contacto con gente de muy cerca o de muy lejos. Todo lo anterior es positivo, divertido y hasta entretenido. Pero pueden ser, como tantas otras cosas y herramientas en la vida, un instrumento fantástico para intentar cambiar las cosas, tratar de mejorar aquello que puede mejorarse, o en algunos casos combatir o denuncia injusticias flagrantes.

También están plagadas de naderías, gente que carece de autocontrol y que descarga su mala educación o sus frustraciones personales. Eso ya sucedía en los foros o simplemente en los muros de las calles y barrios. El anonimato permite a mucha gente descargar su nadería y sus complejos en todas partes, también en las redes.

Por eso cuando algunas iniciativas, como las que emprende día tras día change.org, consiguen cambios reales, positivos, desde los argumentos, el sentido común y con la fuerza de la palabra y de la movilización, merecen tener eco. Os animo a dedicar tres minutos a ver el vídeo. Las cosas, aunque a veces nos parezca que muy despacio, cambian. Haz que cambien

jueves, 11 de diciembre de 2014

Ayer hubo pleno...de presupuestos


Ayer a las 22'40 horas finalizaba un pleno extraordinario que había comenzado a las 19 horas. El orden del día era fundamentalmente la aprobación del presupuesto y la plantilla del año 2015, además de un punto para desestimar un recurso de reposición interpuesto por HIDRAQUA.

Así las cosas, en una única entrada de esta bitácora es complicado resumir, pero lo intentaremos. Desde nuestro grupo Municipal, ADIi, dimos nuestro voto favorable al presupuesto. Por primera vez en doce años, el presupuesto vino a deliberación y votación antes de comenzar el año natural para el que se supone que va a servir. Esto, que debería de ser la normalidad y que es lo que la ley exige y lo que debería ser de obligado cumplimiento en circunstancias normales, dadas las circunstancias que ha vivido Ibi en la convulsa década del tandem Agüera-Parra, se ha convertido en excepcional. Y así más o menos podríamos seguir con los motivos que nos han llevado a dar nuestro apoyo a estos presupuestos.

Lo anterior hay que reconocérselo a la actual concejala de hacienda, Sara Díaz, que ha sido la principal responsable y ha puesto en el empeño en que eso así fuera. Así y todo, no nos engañemos, este presupuesto se hace basándose en las circunstancias, gravísimas en muchos casos, en las que se ha dejado la institución, las arcas y la plantilla del ayuntamiento de Ibi. Diez años de despilfarros, presunta corrupción, uso y abuso de la contratación a dedo o irregular y pseudochantaje a muchos funcionarios del ayuntamiento, requieren varios años para normalizar la situación.

Si a lo anterior le unimos el hecho de que las subvenciones que Ibi viene recibiendo son ridículas en proporción a su población y a los impuestos que aportamos a las arcas provinciales, autonómicas y nacionales, amén de todo lo que nos debe fundamentalmente la Generatlitat valenciana, si ha sido posible sacar adelante un presupuesto de casi 20 millones de euros es única y exclusivamente gracias al esfuerzo tremendo de los 24.000 habitantes de Ibi, y a la subida tremenda de la carga impositiva en la última década. Prácticamente la totalidad de vecinos de la localidad pagamos el doble exactamente de contribución por nuestras propiedades que cuando Mayte Parra entró a gobernar hace once años.

Dicho todo lo anterior, hay que reconocer que desde que los dos pájaros salieron (gracias a las denuncias y a la unión de la oposición) de este nido tan desastrosamente gestionado durante su mandato, ahora al menos las cosas se hacen cumpliendo la legalidad, que como hemos dicho al principio, debería ser la norma. Sólamente por sacar a concurso los servicios, las contratas, las compras y los suministros en la casa consistorial, nos hemos ahorrado 400.000.- Euros en un año. Imaginar el dinero que tendríamos en las arcas o los servicios o infraestructuras de que dispondríamos si durante el tiempo que se malbarató la hacienda y el prestigio de Ibi, da mucha rabia. Pero la realidad es que la contratación a dedo se ha terminado, la época del enchufismo ha pasado a la historia y el cumplimiento de la legalidad es la norma. Y eso también ha sido determinante para dar nuestro apoyo a estos presupuestos.

Por otra parte, ADIi propuso en las reuniones de presupuestos varias inversiones que han sido tenido en cuenta en su gran mayoría e incluídas en estos presupuestos. El arreglo de la cubierta de la fábrica de Payá (que se está cayendo y ya se propuso la pasada legislatura), la rehabilitación de la zona de la antigua Plaça de Bous, la rehabilitación de la Plaza la Sarga, la adquisición de un nuevo autobús municipal, están previstas en los presupuestos del año próximo. También otros grupos habían propuesto alguna de las anteriores inversiones. Y también se ha incluído una pequeña partida para el primer pago del edificio del antiguo Cine Roxy, del que hemos hablado en esta bitácora en varias ocasiones. Un edificio que lleva 27 años abandonado a su suerte, y que precisa de su saneamiento (hay ratas como conejos), y de abordar a medio plazo un proyecto para dotar al casco antiguo de un motor que contribuya a frenar de una vez por todas su degradación. A algunos compañeros de la oposición no les pareció demasiado bien esta inversión e incluso afirmaban que no había proyecto y que no aportaría nada. Todas las opiniones son respetables.

En contraposición a esta propuesta nuestra, Esquerra Unida propuso retirar esa inversión y sustituirla por la compra del Molí de Paper. Desde nuestro grupo sostenemos y mantenemos que ambas inversiones son necesarias y que no son excluyentes. No en vano, desde 2003 hemos llevado en nuestro programa una propuesta idéntica: adquirir el Molí de Paper para la instalación de un albergue municipal y para ser un punto de información o un centro de interpretación del área del Barranc dels Molins y puerta de entrada desde Ibi al parc natural de la font Roja. El problema es que cuando durante más de diez años los sucesivos gobiernos se han dedicado a la especulación, al presunto trinque, a los sobrecostes y a administrar mal y en muchos casos incumplir la legalidad, hay tanto para hacer que por algún sitio hay que comenzar.

En cualquier caso, después de muchos años de anormalidad, y con todos los peros que se puedan poner a la gestión y todos los aspectos mejorables y todas las carencias que siguen habiendo en el normal funcionamiento del ayuntamiento de Ibi, por primera vez en mucho tiempo, comienzan a ponerse las bases para que en la administración de los recursos públicos impere la cordura. Es un mínimo exigible a cualquiera que esté al frente de un ayuntamiento, sea del color político que sea. En otras entradas hablaremos de otras cuestiones que se debatieron en el pleno.

martes, 9 de diciembre de 2014

Atraco a las residencias de ancianos...


Si creíamos que lo habíamos visto todo en materia de recortes, ahora llega directamente una nueva modalidad, el atraco a ley armada, que es la variante del atraco a mano armada, con los agravantes de abuso de superioridad, nocturnidad, alevosía y cara dura. Por si hay alguno más lerdo de la cuenta en la consellería (que abundan), todo lo anterior es ironía y con cierto uso de la hipérbole o exageración. Esto último no lo voy a explicar, que vayan al diccionario. Pinchando AQUÍ podéis acceder a la noticia completa publicada en el diario El Mundo.

La ley de acompañamiento a los presupuestos generalmente incluye "sorpresitas" de este calibre. Esta última, por apuntar a quiénes apunta y por lo extremadamente grave del tema, es de libro. La Generalitat no había tenido suficiente en los últimos años con pagar tarde, mal o nunca a las decenas de residencias de la tercera edad. No había tenido suficiente con tener que contemplar varias veces al año, las manifestaciones de octogenarios y nonagenarios tapados con mantas a las puertas de los centros. No había tenido suficiente con que muchos de los centros hayan estado a las puertas del cierre por no pagar las plazas concertadas en tiempo y forma. Estos centros, entre los que se incluye la fundación Asilo San Joaquín de Ibi, se las han visto y se las han deseado para atender sus pagos y han podido seguir adelante gracias a que, como sucede en Ibi, patronos, mecenas y donativos de muchos particulares y empresas, han paliado en parte la difícil situación.

Estaba claro que esos cientos de fotografías de ancianos manifestándose a las puertas de los centros por toda la Comunitat Valenciana osando afear la conducta a la administración autonómica y amargando el café a más de un alcalde o alcaldesa con una situación totalmente bochornosa para cualquier gobierno, iba a tener sus consecuencias. Quienes han formado parte de un gobierno de gangster, corruptos y gentuza a partes iguales no podían reaccionar de otra manera más que con venganza, chanchullos y amenazas. Y así ha llegado. A partir de ahora, las cuotas que se pagan en esos centros ya no van a ser directamente administradas por la tesorería de esos centros, que bastante tenían con que la Consellería se retrasase hasta un año completo en los pagos.

Desde ahora, la Generalitat Valenciana les traslada a los centros el mensaje de que directamente no se fía y que por tanto hay que ingresarle y ella ya decidirá cómo y cuando paga. O para que nos entendamos, la parte que hasta ahora directamente administraba cada centro, tendrá que ingresarse en las arcas de consellería. Está claro que aquí se cumple el refrán de "quien no se fía no es de fiar", en el caso de la Generalitat Valenciana esto se queda corto. El gobierno autonómico más corrupto de España no ha tenido bastante con arruinar la comunidad y sembrarla de caos, despilfarro, sobrecostes, latrocinio y corrupción. Ahora también quiere para la caja común el dinero de sus ancianos y ancianas, porque aún parece que no les llevan jodiendo bastante la vida.

Claro está, la administración qu se va a dar a este dinero yendo a una caja común nos la podemos imaginar. Antes de perder las elecciones el próximo mes de mayo y de que les demos una patada en el trasero para otros veinte como mínimo, quieren dejarse arreglada a toda su gente. Creíamos que lo habíamos visto todo, pero en esta se han superado. Ahora veremos cómo aguantan su maltrecha situación de tesorería estos centros. En el caso de Ibi, desde el patronato han hecho encaje de bolillos para aguantar esta situación contra viento y marea, todo desinteresadamente desde el voluntarismo, el esfuerzo y la dedicación de sus patronos. Esto ya desborda un vaso que rebosa mierda y porquería desde hace demasiado tiempo.

martes, 2 de diciembre de 2014

Ayer hubo pleno....(y pudimos contrastar actuaciones)


Ayer a las 22'40 horas terminaba un pleno que había comenzado a las 19 horas. De todo lo que se debatió en el pleno, lo más significativo, a mi modo de ver, fue la solicitud a la diputación provincial de la inclusión de una actuación destinada a mejoras en eficiencia energética en varias zonas concretas de nuestra población.

Dicha actuación afectaría fundamentalmente a el polideportivo municipal y a varias zonas de la población, Avenida de la Paz y algunas calles adyacentes. La anterior actuación tiene un presupuesto aproximado de 230.000 Euros de los que el ayuntamiento, caso de que se apruebe la inclusión, deberá sufragar unos 47.000 Euros. Hasta aquí, la parte lógica, normal y comprensible de la actuación. Estos proyectos de mejora en la eficiencia energética, con el consiguiente ahorro en las facturas de la luz, además de la mejora en la iluminación, no solamente están siendo implantadas desde las administraciones sino, cada vez más, por las propias empresas privadas.

Todos los grupos municipales por unanimidad aprobamos dicha actuación, que ha venido con el expediente completo, el importe presupuestado y el detalle, tangible y comprobable, de dónde, cómo y de qué manera se va actuar y en qué zonas. Pero ahora viene la segunda parte, que tanto en la comisión informativa correspondiente como ayer en el pleno, se les hizo notar a los miembros del equipo de gobierno. Porque esto es como barrio Sésamo: "fuera-dentro; cerca-lejos; claro-oscuro; turbio-transparente". Por contraposición, si este expediente está claro, los importes se conocen, las actuaciones también y la parte que va a pagar el ayuntamiento y la que sufraga otra administración también, ¿cómo ha sido todo lo que ha tenido que ver con ahorro energético y a lo que en la década ominosa Agüera-Parra se destinaron cientos de miles de euros sin control? Pues sobran comentarios, oscuro, chusco, turbio, o directamente inexistente e intangible.

De la cantidad de aproximadamente 1 MILLÓN DE EUROS que ahora se está investigando en el juzgado que el ayuntamiento pagó a las empresas vinculadas a la familia de Agüera y del PP ibense, correspondientes a trabajos de electricidad, compra de materiales y servicios a empresas de electricidad, la partida más recurrente era "PLAN DE AHORRO ENERGÉTICO". Del anterior concepto, podemos concluir que poco o nada era verdad, salvo lo de que algunos tenían un "plan", pero ni era para ahorrar, ni desde luego para temas de eficiencia energética. Si en este asunto que se votó ayer ha habido claridad y transparencia, en las actuaciones de la parejita todo era oscuridad, mamoneo y chanchullos a tutiplén.

Desde el año 2005, se hincharon a cargar y pasar facturas por conceptos de ahorro energético sin que a día de hoy sepamos dónde se actuaba, en qué calles, en qué edificios y, sobre todo, por qué a pesar de las cantidades que se barajaban, no se hacía todo con el correspondiente Y PRECEPTIVO expediente de contratación. Todo a dedo, a los amiguetes y colegas y, lo que es más grave, todo preñado de la sospecha de que gran parte de esos servicios y compras de material, no tengan la correspondencia con trabajos y compras efectivamente realizados. De que esos trabajos no se hayan hecho a precios de mercado ninguna duda tenemos, habida cuenta de que como no había contrata, ni se garantizaban los principio de pública concurrencia, ni se publicaba en ninguna parte, poca o ninguna competencia podía haber.

En su momento, y respecto a este tema concreto, este portavoz preguntó en la comisión informativa correspondiente al efímero concejal de hacienda, Antonio Granero (ahora imputado), por esta cuestión. Se le advirtió del incumplimiento de media docena de leyes y de lo flagrante y lo evidente. Le exigimos poder ver y comprobar albaranes, hojas de encargo, facturas y todo lo que diese soporte a lo anterior. Se nos negó despreciativamente el acceso a la documentación, mucha de ella en el archivo histórico y se dio órdenes a los responsables de dicha dependencia de que no podíamos acceder a la misma, por orden expresa de la entonces alcaldesa. Todo esa información la negaban a concejales electos y con derechos. Bien. Hoy blanco sobre negro se ve la diferencia entre lo blanco y lo negro, lo transparente y lo turbio, la presunta delincuencia y la actuación legal. Eso sí, en la pasada legislatura, no hubo contraste, todo era mierda o porquería. Y así han acabado algunos y algunas. Y lo que queda

viernes, 28 de noviembre de 2014

Una mañana de otoño...


Belle and Sebastian: I want the world to stop

Han pasado 2 meses en los que el otoño ha estado como escondido prácticamente todos los días. Abrías los armarios y tenías una mezcla extraña (e imposible) de ropa. Polos de manga corta con jerseys que no sabes si terminarás poniéndote en esta estación mezclada, rara. Chaquetas con alguna bermuda todavía. Te miraban como descojonándose de tí y diciéndote "que este año no hay otoño". Pero sí.

Y a mí, que me gusta esta estación, por los colores, una mañana como la de hoy de lluvia, de grises, me pide algo de música. Y los Belle and Sebastian son perfectos. Si sabrán los escoceses de otoño, de lluvia y de días grises. Llevo días en que he dejado de ver las noticias. Estoy bastante harto de corrupción cercana y lejana. Estoy bastante harto de que medios presuntamente serios dediquen horas de informativos y tertulias a folklóricas entrando en la cárcel o a niños gilipuertas con cara de panquemao (o de toña, si no sois de Ibi), que eran presuntos conseguidores de no sé qué.

Prefiero poner algo de música, tratar de seguir trabajando y pensar que llega el fin de semana y que es una magnífica oportunidad de estar con familia y amigos disfrutando de cosas sencillas. Hoy, en una mañana típicamente otoñal, os dedico este temazo y os deseo un excelente fin de semana.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Una conspiración de traca...


Después de escuchar los primeros veinte minutos de la intervención del presidente del gobierno esta mañana, nada menos que en el debate monográfico de medidas para luchar contra la corrupción, no puedo por menos que suspirar. Hay un dicho que hace referencia a que lo bueno de las malas personas es que no te decepcionan nunca. Esto podría trasladarse a los corruptos, a los incompetentes o a la gentuza o la chusma. En contra de la máxima de Rousseau, aquélla que decía que "el hombre es bueno pero la sociedad lo corrompe", cada vez estoy más convencido de que hay muchos que nacen como nacen y no tienen mucho arreglo.

En nuestra vida pública hemos encontrado múltiples ejemplos. Ayer publicaba el diario INFORMACIÓN una noticia extrañísima. De hecho era tan extraña, que muchos me preguntaron de qué hablaba, a qué se refería, y qué quería decir exactamente. El titular del referido diario, no tenía desperdicio "Una investigación revela una conspiración para echar a Mayte Parra por intereses urbanísticos". Entre otras cosas, porque al parecer, dicha "conspiración", derivaría de una reunión entre varias personas, en su mayoría concejales del partido popular y miembros del gobierno de la propia Mayte Parra y otras personas con las que al parecer, mantenía un manifiesto enfrentamiento. Esas personas, empresarias de la construcción, que mantenían un manifiesto enfrentamiento con la alcaldesa, al parecer, estarían conspirando para "cargársela".

Como uno tiene que hacer en esta historia algo así como Michael J. Fox en "Regreso al futuro", podríamos pensar que eso sucedió hace poco. Pero sin embargo, esa conversación se habría producido, agarráos bien, nada menos que en el año 2009. Si seguimos lo que ha sucedido después, desde luego, sería la conspiración más chapucera de la historia de Ibi. Entre otras cosas, porque 2 de los que presuntamente participaron en esa conversación o conversaciones (ni las he escuchado ni conozco más que lo que cuenta la prensa) están en un caso imputado desde hace más de cuatro años (José Antonio Onsurbe), en otro (Felicidad Peñalver), expulsada también del partido y cesada en sus delegaciones por la persona que era objeto de la presunta conspiración, y en el caso de la empresaria de la construcción, es conocido y sabido, que a ninguna otra empresa se le hizo más daño por parte de la exalcaldesa que a la de esta persona, bloqueándoles todos los proyectos y no parando hasta hundirle gran parte de sus negocios. Claro está, que la exalcaldesa hable de conspiraciones, cuando tenía en sus filas a expertos en el arte de la grabación, el montaje, el seguimiento de concejales con detectives privados, o cuando se cargaban al presupuesto del ayuntamiento artículos de "La tienda del Espía", que aún estamos esperando que expliquen para qué, es de Gila.

Debe ser una "conspiración a la remanguillé", o conspiración boomerang, en la que los conspiradores conspirarían contra sí mismos. Cuesta entenderlo, ya sé, pero es que en el proceloso y fabuloso mundo de YUPI, que pretende trasladar la exalcaldesa, todo es posible y todo hay que explicarlo. Sin embargo, lo cierto y real, es que la alcaldesa contra la que en teoría conspiraban todas estas personas, volvió a ser candidata por su partido, mientras que todas esas personas, el imputado, la expulsada y la emprsaria de la construcción, tuvieron que pasar (y en buena medida siguen pasando) un auténtico calvario personal y profesional, en unos casos buscado y en otros no. La exalcaldesa contra la que decían conspirar, consiguió convencer a personas que la acompañaran en la lista y que consintieran que siguiese en esa misma lista Miguel Ángel Agüera, a pesar de estar imputado. La exalcaldesa contra la que según cuenta este artículo un grupo de compañeros de su partido conspiraba, para "echarla", consiguió que Antonio Granero, también ahora imputado, publicase un artículo de opinión en el diario local, ESCAPARATE, en el que se despedía de élla diciendo cosas como esta "el ímpetu, la visceralidad en contraposición a la racionalidad, el dominio relativo de las masas (pan y circo), el uso subjetivo de las personas, la intransigencia, el léxico llano y popular, la continua elegancia del desprecio, la inquebrantable voluntad de humillar, el abuso del pragmatismo, la energía por el constante afán de crear rivalidades, el imperativo, el fin como justificación de los medios..." y le atribuía la célebre frase "no os pago para que penséis" ( según Antonio Granero, dicha por Mayte Parra a un grupo de sus concejales”

Lo cierto y cabal, es que, aunque siga sin querer enterarse, la única que conspiraba contra sí misma era élla. Porque hasta noviembre del año pasado, siguió siendo alcaldesa de Ibi y podría seguir siéndolo si hubiese contado con el apoyo de los nueve concejales que conformaban el equipo de gobierno junto con élla esta legislatura. Pero son estos nueve concejales, con el actual alcalde a la cabeza, los que junto con la dirección provincial y autonómica del partido, impusieron su cese y pusieron su cabeza en bandeja de plata para seguir manteniendo la alcaldía de Ibi. Lo que le ha costado el cargo, y su cabeza política, fue haber tenido sucesivos gobiernos en los que no estaban imputados, estaban manifiestamente enfrentados a élla (todo mérito suyo). Lo que determinó que ya no sea alcaldesa de Ibi no son oscuras y extrañas conversaciones con fines presuntamente conspiratorios, fue presidir un gobierno que durante una década ADJUDICÓ UNA OBRA TRAS OTRA A DEDO, a empresas afines o de familiares de su partido, sin convocar los concursos públicos preceptivos. Lo que le costó el cargo, es permitir (por accción u omisión y ya veremos si en connivencia), que media docena de empresas facturasen sobrecostes de más de doce millones de euros a las arcas municipales, y a pesar de todo, se siguiese contratando repetidamente con éllas. Lo que le costó el cargo, en definitiva, es haber sido la presidenta y copartícipe (por acción u omisión) de las peores prácticas que hoy (ya sí) la sociedad condena y rechaza manifiestamente. Todo lo demás es jugar al despiste y mover las manos desesperadamente para ver si así la vuelven a meter en las listas autonómicas, lo cual no es que sea imposible, es que no será.

martes, 25 de noviembre de 2014

Antes no pasaba nada...


A la vista de todos los acontecimientos que se están produciendo en diferentes ámbitos, y que están desencadenando una ola de indignación generalizada, me llaman poderosamente la atención dos cuestiones. Una de éllas es que en Ibi no nos falta de nada. Prácticamente todos los aspectos de la llamada corrupción, se han producido en todas sus formas, modos y maneras. Hemos tenido imputados (aquí ya vamos por la docena larga), hemos tenido alcaldesa cesada en su puesto tras largo escándalo y oprobio. Hemos tenido al presidente del partido en Ibi también imputado y, por lo que se ve, con un buen puñado de empresas afines o con relación familiar, a las que vino encargando trabajos y comprando materiales y/o servicios, a dedo y saltándose a la torera la ley de contratos de las administraciones públicas.

Como en otras localidades, donde el modus operandi estaba generalizado, hemos tenido sobrecostes millonarios en todas las grandes obras (también en las medianas y pequeñas), y también como en otras localidades, a pesar de que esas empresas generaban reiteradamente sobrecostes, una y otra vez se seguía contratando con esas mismas empresas. También, y esto es especialmente significativo, como en otras ciudades y pueblos de España, todos esos sobrecostes eran plena y totalmente justificados con su firma y su dejación de funciones, por varios funcionarios dispuestos a firmar y a mirar para otro lado.

En Ibi, tenemos una variante especial del funcionario incompetente, el funcionario mamporrero, que es el que no solamente está dispuesto a justificar y validar sus sobrecostes con su firma y su nefasta o inexistente vigilancia de la obra encomendada, sino que además, si hace falta, acude las veces que haga falta al Juzgado a perjudicar con su testimonio al Ayuntamiento y por ende, a los vecinos y contribuyentes que le pagan su nómina, beneficiando así claramente a la empresa que pasa sobrecostes y que no le paga su nómina. Igual el error está en esto último, que el subconsciente confunde al funcionario mamporrero y ya no tiene claro quién le paga la nómina y a quién se debe, o igual es que lo tiene muy claro.

En Ibi, además de sobrecostes, políticos presuntamente corruptos e imputados, funcionarios poco diligentes o directamente mamporreros, empresas familiares y afines también presuntamente corruptas e imputadas, hemos tenido otros detalles menores de la llamada "corrupción institucional". En Ibi también hemos tenido uso abusivo de las tarjetas con cargo al erario público, hemos tenido viajes a esquiar con cargo al erario público de concejales y familiares, que aún a día de hoy estamos pendiente de que se justifiquen. Hemos tenido el populismo derrochón y hortera en su peor variante (galas del deporte caras y horteras y reparto de chocolate y agua limón a tutiplén cada dos por tres).

La segunda cuestión que me llama la atención, al hilo de lo que decía en el primer párrafo de esta entrada, es que todo lo anterior no se conoce ahora, se conocía hace años. Se conocía incluso antes de las últimas elecciones. Observábamos el nivel de vida absolutamente en desacuerdo con los presuntos ingresos públicos percibidos. Observábamos cómo proliferaban las propiedades, las obras en chalés, la adquisición de locales, de pisos, de plazas de garaje y hasta de apartamentos. Pero nadie se preguntaba entonces aquéllo de "de dónde saca pa tanto cómo destaca?". Desde todos los medios posibles nos desgañitamos, lo contamos, lo denunciamos y lo llevamos a todo aquél que quisiera escucharlo. Pero entonces los oídos estaban tapados y mucho dinero público, mucha maceta y mucha colocación amistosa y palmadita en la espalda, unido a falsas promesas y a medios de comunicación entregados a la causa, maquillaron todo lo anterior. Entonces no había tanta gente parada, tanta gente desahuciada y tanta gente indignada. Entonces, la porquería y el olor pestilente que desprendía se solapaba con un inmenso botafumeiro de desinformación y mentiras combinado con mucho dinero para untar. Ahora parece que los oidos se han destapado y las conciencias ya tamizan y separan la mierda de la servidumbre.