Última entrevista en Radio Ibi correspondiente al 15 de octubre de 2014

Pincha AQUÍ para escucharla íntegra

martes, 21 de octubre de 2014

ESPAI PÚBLIC ROXY


En vísperas de las elecciones de mayo de 2011 hacíamos esta propuesta. Transcurridos tres años y medio, seguimos manteniendo aún más si cabe, la vigencia de la misma. El nivel de degradación que se ha permitido en el casco antiguo ha llevado al cierre de gran parte del comercio en la zona. Ahora, cuando se abre el turno de propuestas de cara a los presupuestos del año 2014, nos reafirmamos en que es la oportunidad para el Ayuntamiento para adquirir este edificio para el pueblo de Ibi y programar, en un proyecto de inversión de varios años, una infraestructura necesaria. Según tenemos noticias, este edificio es propiedad del denominado "Banco Malo", la SAREB, y por tanto, y máxime para la finalidad de que se trata, sería una oportunidad magnífica para adquirir este inmueble y programar una actuación sensata, coherente y dentro de las posibilidades de nuestro pueblo, a cuatro años vista. Reproducimos íntegramente la entrada del 13 de mayo de 2011.

Desde que hace aproximadamente 20 años cerrara definitivamente el Cine Roxy, el paso de los años y la no instalación de actividad alguna en dicho inmueble, ha determinado que el mismo suponga un foco de degradación y abandono en pleno casco Histórico, que agrava aún más el progresivo abandono de la zona por parte de vecinos y comerciantes.

A lo anterior, ha de unirse el mal endémico que padece nuestra población, de una falta de espacios de ocio y/o esparcimiento para adolescentes y jóvenes, así como las carencias en materia de espacios de estudio. Desde ADIi, apostamos por la adquisición por parte del Ayuntamiento del mencionado edificio, destinando el mismo a un espacio enfocado al ocio positivo, las actividades relacionadas con los diversos colectivos que en Ibi trabajan por la juventud, la educación, la cultura y otros ámbitos, y el mundo estudiantil.

En este sentido, entendemos que el inmueble debidamente reformado contribuiría a crear un eje positivo que revitalizaría la vida en la zona los siete días de la semana, y daría cobertura a las grandes carencias en las materias citadas. Contando el edificio también con los sótanos del antiguo DISCLUB, podrían adaptarse locales de ensayo para los distintos grupos musicales de la localidad, debidamente insonorizados. Desde ADIi hemos contactado con los actuales propietarios del edificio, a quienes se presentó el proyecto con antelación, y han mostrado su total disponibilidad a colaborar con Ibi y la población y a hablar y negociar lo que proceda, llegado el momento.

El edificio contaría con espacios para jóvenes y adolescentes, zona universitaria, zona wi-fi, punto de lectura y sala de estudio, y la posibilidad también de estar abierto al comercio por su magnífica comunicación con calle Constitución y por tanto con uno de los ejes comerciales más importantes del pueblo. Entendemos que con este edificio se conseguiría un objetivo doble: Por un lado, eliminar un foco de degradación contribuyendo a reactivar la vida y el comercio en la zona, apoyando al auténtico centro comercial de Ibi, como son sus comercios y sus calles, y por otra parte, dar una alternativa de ocio a cubierto tan demandada por la mayoría de familias de Ibi para sus hijos adolescentes.

Esto es un proyecto que podría además encajar perfectamente en un plan de obras y servicios de la diputación provincial, y contar con ayudas también de otras administraciones, así como de empresas de Ibi vía mecenazgo , y del propio ayuntamiento. Este proyecto se presentaría a comercio de Ibi y a todos los colectivos interesados, resto de partidos incluídos para que realicen sus aportaciones y mejorarlo

lunes, 20 de octubre de 2014

¿Hace falta un pabellón en el Alamí?


La portada publicada la pasada semana por el diario comarcal ESCAPARATE, destacaba el siguiente titular "El Ayuntamiento de Ibi construirá el pabellón deportivo en el Alamí con los avales incautados a Generala". Pinchando AQUÍ, podéis acceder a la noticia completa publicada en la edición digital de este diario.

Si lo que aquí se resume, es lo que se debatió y aprobó en el último pleno ordinario, debo reconocer que algo me perdí. Porque, que yo sepa, lo que en el último pleno se aprobó con los votos a favor del equipo de gobierno y la abstención del resto de la corporación, fue ejecutar los avales de la urbanización del Alamí -algo más de 3 millones de euros- , que legalmente tienen una finalidad muy clara y muy concreta y que ya explicaba en la entrada que dediqué a esta cuestión la semana pasada y que se resumen en cuatro aspectos muy concretos: subsanar TODO LO MAL HECHO EN ESA URBANIZACIÓN; terminar la misma conforme a las calidades previstas en los proyectos; hacer todo lo que no se ha hecho y que estaba en los proyectos (soterramiento de la línea eléctrica como más significativo); reparar y sustituir todo el mobiliario urbano y partes de la urbanización deterioradas o sustraídas por los años de abandono sin finalizar la urbanización.

Y si bien en el proyecto inicial la urbanizadora se comprometía la construcción de un pabellón deportivo que, si mal no recuerdo, la propia GENERALA valoraba en 500.000 euros, habrá que valorar en primer lugar la procedencia y oportunidad de dicha mejora. En segundo lugar, qué puede hacerse con dicha cantidad. Y, en tercer lugar y más importante, habrá que contar con todos los grupos de la corporación para decidir si ahora ese gasto es allí necesario, procede o si hay cosas más importantes que hacer.

Suena verdaderamente delirante e injustificado, con la que está cayendo en toda España, en la Comunidad Valenciana y en Ibi, pretender ahora, por un indisimulado interés puramente electoralista, aventurar que en una zona despoblada, un monumento a la especulación urbanística y, lo que es más gordo, situada en frente justo de la gran zona deportiva de la ciudad, el polideportivo municipal, se pretenda acometer ahora un pabellón. Desde luego, por mi parte y es sólo una opinión, no considero que haga ninguna falta ahora mismo acometer tal cuestión. Máxime, cuando tenemos aún pendiente de iniciar las obras de remodelación del Estadio Climent, zona deportiva consolidada y enclavada entre 2 barrios (Dulzura y Ciudad Deportiva), donde sí residen entre ambos casi diez mil personas. Donde sí acuden a diario cientos de niños y jóvenes a practicar deporte y que tiene una remodelación pendiente de acometer que, cómo no, se hará en vísperas electorales. Mejor eso que nada

Teniendo como tenemos, por poner sólo un ejemplo, una casa de los Reyes magos vacía y sin contenido ni proyecto, un polideportivo que requiere constantes mejoras e inversiones, unas zonas deportivas diseminadas por la población en algunos parques que están en estado de semiabandono, plantearse si quiera como venta de humo acometer un pabellón en el Alamí -aunque sea de saldo- carece del más mínimo sentido. Así que confío en que esto habrá sido un titular sin mucho convencimiento y que se contará con la opinión, no sólo del resto de grupos de la oposición (que representamos, no se olvide, a más votantes que el equipo de gobierno) y también de vecinos y asociaciones deportivas. De lo contrario, poco o nada habremos escarmentado de las consecuencias de la época del despilfarro, la propaganda y la burbuja inmobiliaria.

viernes, 17 de octubre de 2014

Innovando en la canción protesta



Esta es la curiosísima escena que se vivió en el parlamento andaluz. No tiene desperdicio ver la cara de los diputados y diputadas presentes mientras los asistentes al pleno en la grada del público van poco a poco desplegando sus canciones de protesta. No sé si es una soleá, una seguidilla o qué palo de tan excelso arte. Pero hay que reconocer que cada vez más, el pueblo va por un sitio y quienes les gobiernan por otro muy diferente. Feliz fin de semana

miércoles, 15 de octubre de 2014

Los milagros existen...

Pincha para ampliar la imagen

Creo en los milagros. De hecho, en una sociedad megainformada en la que vivimos, donde si uno se empeña, puede coger depresión solamente con contemplar el bombardeo de información diaria y de noticias, generalmente nefastas y en algunos casos brutales, sobre las cosas deleznables que los seres humanos, bueno, la gente (me niego a llamar seres humanos a algunos individuos), es capaz de hacerse mutuamente, que lo que impere en la mayoría de hogares sea la cordura, la ilusión por mantener unos lazos de convivencia, de amor o de amistad, es sencillamente milagroso.

Del mismo modo que creo en el milagro de la vida, en lo que te transmite un hijo, en la paz que da contemplar la naturaleza o la plenitud que te dan algunas obras musicales. Me parece un milagro que a alguien se le pueda transplantar un corazón, o que en un mundo donde lo que desde los poderes públicos se fomenta es la vocación por el trinque, el mangoneo y la desidia, haya gente que todos los días por un mísero sueldo o una beca, sigan empeñándose en investigar para encontrar remedios a esto o a aquello y que lo hagan por vocación y por convicción. También me parece un milagro que muchos maestros y maestras lleguen cada día a clase para enfrentarse a una treintena de alumnos de los que siempre hay una parte importante de desmotivados y en demasiadas ocasiones maleducados, y que a pesar de ello se empeñen en enseñarles e inculcarles conocimientos. Pero todos esos milagros y otros muchos suceden cada día, y eso hace que este rincón que llamamos mundo, en algunas ocasiones, en muchas ocasiones, merezca la pena.

Pero en España suceden otros milagros. Es milagroso que tengamos una ministra, como Ana Mato, que a pesar de tener la casa más milagrosa del mundo, donde aparecían coches de lujo en el garaje de los que no conocía la procedencia, cumpleaños de sus niños que tenían el coste de una boda, donde había miles de globos, cañones de espuma y hasta el circo Ringling&Barnum&Bros, no se enteraba quién y cómo se pagaba todo eso. Y más milagroso es aún que haya sobrevivido tres años al cargo. Evidentemente, como dice el chiste, si no veía los coches de lujo en su garaje, cómo iba a saber y a darse cuenta de lo qué es y lo que supone una cosa tan chiquitita como el virus del ébola.

Ibi tampoco es una excepción. Ayer sin ir más lejos, escuchaba una voz estridente y chillona en la emisora municipal, que llevaba diez meses prácticamente sin escuchar. Esa voz decía algo así como que lo que todos han coincidido en llamar la burbuja inmobiliaria fue el maná que daba trabajo a mucha gente. No sé si pretendía justificar la tremenda cagada del Alamí que ahora han tenido que intentar deshacer sus sucesores. La voz pertenecía a la única alcaldesa de España a la que desde su propio partido han obligado a dimitir y que, presuntamente -también esto es un milagro- es diputada autonómica. Lo digo porque al parecer, acudía a la emisora en calidad de ese cargo que ocupa y por el que yo y todos los valencianos le pagamos, según publicó hace un par de semanas el diario información, 54.833'53 euros al año. Teniendo en cuenta que el presidente Fabra cobra 50.951'39, es decir, casi cuatro mil euros menos que nuestra flamante diputada, tenía verdadero interés en escuchar, ya que iba en calidad de diputada autonómica, cuántas iniciativas ha presentado en favor de Ibi y de estas comarcas, cuyos vecinos cada mes le pagamos tan generosas cantidades con cargo a nuestros impuestos. También se produjo un milagro, no escuché ni una sola iniciativa.

Y por último, me encontraba ayer en la portada del diario Escaparate, la noticia de que el gobierno municipal del PP pretende, entre otras cosas, construir el pabellón en el Alamí con los más de tres millones de la fianza. Evidentemente, teniendo en cuenta que la fianza tiene que destinarse en gran parte a arreglar lo mal hecho, a reparar los desperfectos y a soterrar la instalación de electricidad, si con lo que queda pueden hacer un pabellón ahí (que entre otras cosas no hace ni puñetera falta), no sería un milagro, sería un prodigio. Pero ya se sabe, llegan las elecciones y el nivel de milagros y de prodigios alcanza categorías esperpénticas, especialmente por estos pagos. Pero de eso hablaremos largo y tendido. Todo milagroso

jueves, 9 de octubre de 2014

9 d'octubre


Impressionant versió de la Muixeranga. Malgrat tot el que passa a aquesta terra, Feliç Diada dels valencians!!

lunes, 6 de octubre de 2014

Desenlace de un truño urbanístico...

foto Urbanización Alamí: www.radioalcoy.com

Entre los distintos puntos que se someterán a debate y votación en pleno ordinario del mes de octubre, que tendrá lugar esta tarde a las 19 horas, el más importante din duda, es el relativo a la incautación de los avales depositados por la urbanizadora (GENERALA) en los planes de actuación urbanistica 27, 28, 29 y 30, más conocidos como "El Alamí". Teniendo en cuenta que hablamos de aproximadamente 3 millones de euros de fianza, la cosa es seria, muy seria. Pinchando AQUÍ podéis acceder a la noticia publicada en el diario ESCAPARATE digital.

Desde principios de esta legislatura ya dijimos que todas las actuaciones del ayuntamiento tenían que ir encaminadas, con la mayor celeridad, a ejecutar esos avales. Esta mercantil ya se hizo con la condición de agente urbanizador de un modo "sui generis", vía los contactos de Miguel Ángel Agüera, quien comía habitualmente con un legal representante de la empresa en conocidos restaurantes de la localidad, los días previos al mayor pelotazo urbanístico de la década ominosa del tandem Parra-Agüera, más conocidos por estos pagos como el Migue y su colegui. A esas comidas asistía también con altísima frecuencia un funcionario de la casa que por aquellas fechas se convirtió en el mamporrero para cuestiones urbanísticas del Migue y su colegui y que, milagrosamente, aún sigue hoy en día pululando por otros departamentos del Ayuntamiento, porque no hay narices a abrirle un par de expedientes de suspensión de empleo y sueldo cuando, a mi modo de ver, hay motivos más que sobrados. Pero eso será harina de otro costal y será uno de los temas pendientes para la próxima legislatura.

Adjudicada esta urbanización con estos mimbres y los antecedentes sobradamente conocidos por los seguidores habituales de esta bitácora, en detrimento de la propuesta mucho más económica y racional que presentaron los propietarios, una treintena de familias a los que se les desgració hacienda y propiedades para muchos años, y que llevan más de un lustro pagando contribuciones de muchos miles de euros por unas parcelas de las que no pueden ni disponer, ni enajenar, ni gravar, porque aún no tienen ni condición de solar (qué puñetera es la ley siempre para el sufrido contribuyente), llega el momento de tomar decisiones. Ese momento, para nosotros es tarde, pero más vale tarde que nunca.

Los más de tres millones de euros de aval están, precisamente, como garantía de que las obras de urbanización se ejecutaban correctamente, cumpliendo los plazos y ajustadas a las calidades y las especificaciones que los proyectos y la ley obligaban. Que la obra no se terminó en plazo (casi nada, más de cuatro años de demora) está claro. Que las calidades y los acabados no son esos tan bonitos que salían en aquellos famosos carteles, salta a la vista. Que la urbanización y el mobiliario urbano se han degradado en estos últimos cuatro años también. Del soterramiento de la línea eléctrica, nunca más se supo. Pues por todo ello, hay que incautar esos avales, acabar la urbanización como toca, y recepcionarla para que los propietarios puedan al menos, intentar vender o intentar gestionar sus parcelas y acabar con esta pesadilla. Además de que el pueblo deje de tener como entrada a Ibi una zona abandonada a su suerte

Ahora bien, los varios pleitos pendientes que tienen varios propietarios y el mismo Ayuntamiento con Generala, saldrán algún día, y no es improbable que esto todavía termine costando muchos más millones tanto al ayuntamiento (y por ende, a los vecinos de Ibi) y a los propietarios. La sombra de detritus, mala gestión y presunta corrupción que ha planeado sobre este proyecto es alargada, y la nefasta herencia dejada por el Migue y su colegui, nos sigue visitando de cuando en cuando. Afortunadamente, nunca más volverán a gestionar ni a cobrar encima del erario público por ello. Lo que esperamos es que algún día, aunque sea lejano, se haga justicia.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Comunitat Valenciana, tierra quemada...(y conquistada)


Viendo el anteproyecto de presupuestos generales del Estado para el año 2015, los valencianos tendríamos todo el derecho del mundo a echarnos a la calle, abarrotar las capitales de las tres provincias de lo que queda de esta maravillosa tierra (a pesar de todo), y no parar hasta que dimitiesen todos y cada uno de los gobernantes que han malbaratado la hacienda, el patrimonio y el honor de más de cinco millones de valencianos y valencianas.

Hace ya varios años que vengo diciendo que el Gobierno valenciano, en su totalidad y desde todos y cada uno de sus departamentos, es MANIFIESTAMENTE HOSTIL CON IBI. Votar al actual partido (yo lo hice de buena fé hasta 2003) del que una parte importante tenía una perfecta trama organizada para saquear todos y cada uno de los rincones de esta tierra, es persistir en darle aire a tu maltratador (financiera y políticamente hablando). Si eso lo trasladamos a lo que hace el gobierno central (también de ese mismo partido), respecto al gobierno de la Comunidad Valenciana, lo de administración hostil directamente pasa a ser de ADMINISTRACIÓN MALTRATADORA.

Pinchando AQUÍ, podéis acceder a la noticia que publica hoy el Diario El Mundo, donde en un cuadro perfectamente detallado, podemos coger calculadora, sumar, restar, multiplicar y dividir. No hay vuelta atrás para Rajoy en esta Comunidad que después de arrasar, robar y desatender, ahora deciden quemar, como los tiranos medievales. "Que se jodan", deben de pensar como decía la hija de Carlos Fabra, diputada a sueldo de tus impuestos y los míos. Ahora que las encuestas parece que aquí muchos de mis convecinos han decidido dejar de votarles, pues menos inversión todavía. Del déficit financiero ni hablamos y de la deuda histórica aún se están desternillando. Según dice el mencionado diario "Desatendida la reivindicación de blindar en el Estatuto de autonomía unas aportaciones económicas por parte del Estado acordes con el peso demográfico, la Comunidad, que representa el 10,8%, se tendrá que conformar el año que viene con apenas el 6,9% de la inversión real territorializada"

Esta Comunidad, una de las que más turistas recibe, donde el Estado Central recauda cientos de millones de Euros en IVA (por ejemplo) por los productos y servicios que esos turistas adquieren y contratan, luego decide que esos millones sean para comunidades con muchos menos millones de habitantes pero, eso sí, mucho más fieles en intención de voto por lo que se ve. No hablamos de corregir o compensar vía solidad entre territorios, hablamos de llevar treinta años perjudicando directamente a estas tierras. Esta Comunidad, donde inexplicablemente por todas las trabas que se ponen (Ibi es un vivo ejemplo), sigue contando con pequeñas y medianas empresas que siguen creando empleo y riqueza y exportando sus productos por todo el mundo, recibe sin embargo el desdén y el desprecio del Ministro de Economía que ni siquiera ha recibido a sus empresarios. Esta Comunidad que, por ejemplo en esta comarca, para poder tener luz que las industrias demandan, tiene que arrodillarse y suplicar para la puñetera subestación que depende de gestiones del gobierno central, sigue con falsas promesas de "En 2016", como antes de prometió para 2011 y antes para 2009.

Cada ciudadano valenciano recibirá 86 euros menos que la media del resto de ciudadanos del territorio Español. Los municipios turísticos de estas tierras tienen que tener las playas limpias y dispuestas, las calles con el doble o el triple de barrenderos y servicios de todo tipo, pero eso sí, luego Rajoy y Montoro les dicen, "apañaros con menos que el resto, eso sí, las playas bien limpitas, y el concierto del año pasado, por cierto, fue un petardo, a ver si traéis algo mejor". Lo inexplicable es que las ganas de ser independientes no nos entren aquí, porque es difícil encontrar un gobierno, autonómico o central, que maltrate tanto a sus ciudadanos, les robe tanto, les mienta tanto y, lo que es peor, arrastre el prestigio que tenían estas tierras, a cotas más subterráneas de lo que lo han hecho. Salir a la calle no lo sé, porque el menfotisme es santo y seña de estas tierras, pero acudir el último domingo de mayo a darles el revolcón más caro de la historia a esta pandilla es algo mucho más cómodo, más sencillo y hasta si me apuran, más maquiavélico. Quedan menos de 8 meses...